Persona que está expuesta al riesgo y, en este sentido, son circunstancias directamente relacionadas ella, las que pueden dar lugar al pago de indemnización en caso de siniestro. Generalmente el Asegurado es también el Contratante aunque puede ser una persona distinta a la del Contratante del seguro, quien se obliga al pago de las primas, y distinta también a la figura del beneficiario. Piénsese en el caso de un seguro de vida que es contratado por un padre de familia (contratante) sobre la vida de la madre (asegurado), y a favor de un hijo (beneficiario).

Suscribirse a Asegurado