Glosario de Términos

Glosario de Términos

A B C D E F I L M P R S T U V

Cada compañía de seguro fija los límites de retención, cuando algún seguro excede estos límites la Entidad Aseguradora (Seguros Previsión) cede a otra Entidad Aseguradora (Compañía de Reaseguros) la parte del riesgo que excede los límites.

Acto por el cual se reestablece la vigencia de la póliza a la que, por alguna razón, se le había puesto término anticipado. Normalmente se produce la suspensión de garantías en el ramo de vida, como consecuencia de haber transcurrido el plazo sin que el asegurado haya satisfecho la prima debida y de cuyo pago depende la rehabilitación. Condiciones Generales que debe cumplir una Póliza para ser Rehabilitada : La Póliza debe estar CADUCADA o DESISTIDA y no estar vencida, es decir, la solicitud de Rehabilitación debe ocurrir con anterioridad al vencimiento. Como caso particular las Pólizas con Valores Garantizados que se encuentren Saldadas podrán Rehabilitar su capital original siempre y cuando no estén vencidas.

Acto por el cual se prolonga, por un período de tiempo adicional, el contrato de seguro, en las mismas o similares condiciones y por acuerdo expreso o tácito de las partes. Para que no se produzca la mencionada renovación, es preciso que alguna de las partes notifique a la otra su voluntad de no hacerlo con anterioridad a los dos últimos meses de vigencia del contrato.

Es la cantidad periódica que el asegurador pagará al asegurado mediante la existencia de un Seguro de Renta, durante un número limitado de años y cuya interrupción puede producirse por el fallecimiento del asegurado. Puede ser inmediata o diferida, dependiendo del momento en que empiece a devengarse.

Es la cantidad periódica que el asegurador pagará a la persona designada como beneficiaria en un contrato de Seguro de Renta, mientras dure la vida de esta persona o de otra que, sin ser beneficiario, ha sido tomada como referencia para el establecimiento de la duración de la renta.

Fórmula prevista en algunas modalidades de seguro de vida, por medio de la cual el asegurado obtiene parte del capital con anterioridad al plazo previsto.

Obligación de resarcir que tiene el que, por acción u omisión, ha causado daño a otro mediante culpa o negligencia, o el que no siendo el causante del daño, está a cargo de la persona que lo ha causado (responsabilidad civil subsidiaria). Si la mencionada responsabilidad surge como consecuencia de un contrato, recibe el nombre de responsabilidad civil contractual, si, por el contrario, nace en virtud de la Ley, sin que exista un contrato entre las partes, se denomina responsabilidad civil extracontractual.

En este caso queda cubierta la reparación o reposición de los daños materiales ocasionados por el vehículo asegurado, hasta un monto máximo por siniestro. A diferencia de los daños corporales, donde los límites se establecen para cada víctima afectada, el límite para los daños materiales se establece para la totalidad del siniestro.

El seguro cubre la reparación de los daños corporales causados a cualquier persona (excepto conductor, propietario del vehículo asegurado o tomador del seguro, por carecer de la consideración de terceros), hasta un límite por persona afectada en el siniestro. Esta cifra puede estar destinada a cubrir las indemnizaciones a las víctimas o a sus derechohabientes, que se pueden originar como consecuencia de incapacidad temporal de las mismas. Igualmente están cubiertos los gastos de asistencia médica y hospitalaria que las víctimas precisen para su total restablecimiento.

Eventualidad de todo caso fortuito que puede causar la pérdida o deterioro de los objetos o personas aseguradas. Acontecimiento que está previsto y garantizado en la póliza que le otorga como contraprestación la cobertura de riesgo asumido por Seguros Previsión.